23.9.10

La lesión de Messi : Una nueva vieja historia.

A esta altura cada uno de ustedes deben saber cual fue la lesión (Esguince en ligamentos laterales internos y externos de tobillo) que dejo a Messi; el mejor jugador del mundo; fuera de las canchas. Este suceso trajo múltiples hechos encadenados que dejo a Ujfalusi como la reencarnación del mal, pobre, no quisiera ser él en estos días. Hoy este señor es el blanco perfecto de críticas, y hasta los maradonianos calibran sus armas haciendo memoria a como los defensas trataban a Maradona en su tiempo, obvio, con mucho cariño.


Frente a todo lo que este suceso generó en el mundo tuve la oporrtunidad de leer en versión papel prensa un apartado de Soledad Calés, corresponsal del Diario "El País" (Esp.) en dónde nos comenta un acento diferente a esta novela y quería compartirlo con todos ustedes ya que me pareció a mi entender, excelente.



"La fotografía produce el mismo escalofrío clínico que una operación quirúrgica: el tobillo de Leonel Messi, la estrella del Barcelona, se dobla en un ángulo imposible, descoyuntado contra el suelo por el pisotón de Ujfalusi, el defensa del Atlético Madrid. La imagen forma parte de un repertorio de horrores con piernas rotas colgando de un hilo y tobillos destrozados tan propio de la siniestralidad futbolística.

Pero la foto del tobillo de Messi viene con una trastienda virtual. El entrenador del Real Madrid, Jose Maurinho, viene pidiendo protección para los tobillos de Cristiano Ronaldo y la prensa deportiva de Madrid, que guarda páginas de respeto para el jugador portugués, deleitaba a sus lectores día sí, día no, con prolijos gráficos de su tobillo castigado. En cuanto circuló la foto del Messi herido, los centenares de exégetas que parasitan el mercado del fútbol se dividieron en dos bandos: los que podían protección para todos los futbolistas y los que pedían respeto para Messi porque eleva el fútbol a otra dimensión.

El debate público sobre la caza de los futbolistas resulta estéril porque la solución no hay que buscarla sólo en el arbitraje sino en la ética de los futbolistas y entrenadores. Los futbolistas saben causar daño en un campo de fútbol; los clubes y entrenadores- las instancias que tienen influencia sobre ellos- deben esmerarse en reprimir la irritación de sus jugadores cuando se pierde y castigar la violencia.

Pero hoy, hacen lo contrario, toleran sus arranques de furia y premian sus acciones antideportivas con palmaditas en la espalda (caso de Pepe contra el Getafe). Y los entrenadores tendrían que retirar sus pobres vocabularios la expresión "hay que parar como sea" al crack contrario.

Hay un chafarrinón de idealismo trivial en eso de que "los árbitros deben proteger a todos los futbolistas". Si el dañado no fuese Messi, la entrada punible de Ujfalusi apenas existiría. En la historia de la infamia futbolística figura la entrada de Goikoetxea a Maradona. Pero nadie recuerda ya que César Jimenez, un modesto jugador del Zaragoza, tuvo que retirarse del fútbol después de una entrada asilvestrada de la estrella madridista Figo. Competición ni siquiera sancionó al galáctico."






La verdad me pareció excelente la reflexión, hoy porque el lesionado es Leonel Messi con todo lo que ello implica, marketing, dinero, fama entre tantas otras cosas, pero esto ya viene hace tiempo, pero como siempre nadie hace nada para que se cambian las cosas. Hoy esta lesión es una guerra mediática entre Mourinho y Guardiola, respectivo D.T de Real Madrid y Barcelona, hoy esta lesión escribe una nueva página en esta nueva vieja historia. Señores....

1 comentario:

Partidosenlinea dijo...

Muy buen artículo, gracias por compartirlo. De verdad te hace entender lo que está sucediendo

Related Posts with Thumbnails