28.8.10

Los bebés asimilan su mundo con astucia


Entre medio de la pulseada de poderes que hay en Argentina con la problemática desprendida ante el "papel prensa" y la persecución del Gobierno frente a los medios de comunicación decidí ponerme a tono con el mismo y compartir con ustedes una publicación de el diario "The New York Times", el cual pude tener en mi poder mediante papel y no vía internet. Un privilegiado no? pero no quiero ser mezquino, es por ende que lo comparto con mis queridos lectores que cada día visitan una parte de mi, el blog.

Con dos cámaras sujetas a sus cabezas y portando mochilas equipadas con transmisores inálambricos, los bebés y niños pequeños parecen cyborgs mientras gatean y caminan tambaleándose por el cuarto de juegos.

Una cámara apunta al ojo derecho y la otra hacia el campo de visión, y las dos envían videos a unos monitores que se encuentran cerca. Cuando se combinan las transmisiones, el resultado es una grabación en la que los puntos de referencia rojos marcan el blanco de la mirada de un niño.

Los científicos usan el sistema de rastreo ocular para averiguar como ven los niños el mundo mientras descifran como interactuar con él. En el laboratorio niños mayores de 5 meses recorren una ruta de obstáculos  de pendientes, precipicios, brechas y escalones de madera ajustable. Y para hacer más difícil el desafío, en ocasiones se viste a los niños con zapatos cubiertos de teflón o chalecos con pesas.

Los investigadores esperan comprender qué es lo que hace que un niño responda a otro, como coordinan los bebés su mirada con sus manos y pies para rodear las obstrucciones o manejar objetos, y como los pequeños se adaptan a los cambios, como el calzado resbaloso.

Los hallazgos proporcionados por los rastreadores oculares sugieren que los bebés pueden ser más capaces de entender y actuar en respuesta a lo que ven que lo que anteriormente se había pensado. "Miradas rápidas a los obstáculos frente a ellos o a los rostros de sus madres puede ser todo lo que necesitan para obtener la información que quieren" dijo John Franchak, candidato doctoral en psicología del desarrollo en la Universidad de Nueva York. "Parecen ser sorprendentemente eficaces".

Aunque podría parecer que la visión no requiere de esfuerzo, nosotros elegimos que ver, haciendo aproximadamente de dos a cuatro movimientos por ojo cada segundo para un total de 150 mil movimientos diarios dijo Karen Adolph, también psicóloga de desarrollo en la Universidad de Nueva York. "La visión no es pasiva" dijo. "Coordinamos activamente los movimientos de nuestro ojo con los movimientos de nuestras manos y cuerpo".

Los rastreadores oculares utilzados por Adolph, Franchak y sus colegas se basan en dispositivos desarrollados durante la década pasada por la compañia neuyorquina  POSITIVE SCIENCE, con financiamiento del Laboratorio de Investigación Naval de Estados Unidos. Los rastreadores oculares fueron diseñados para ayudar a los científicos a descubrir cosas como la forma en que los combatientes detectan blancos camuflados en el campo. Para adaptar los rastreadores oculares a los niños, Jason Babcock, fundador de POSITIVE SCIENCE, usó bandas para la cabeza acolchonadas, gorras de spandex y tiras de velcro para evitar que las cámaras se movieran. El dispositivo para la cabeza pesa solamente 45,36 gramos.

"Lo bello de esto es cómo ayuda a capturar lo que los bébes estan pensando durante su comportamiento natural" dijo Mary Hayhoe, especialista en psicología de la percepción en la Universidad de Texas, en Austin. "Como lo que ellos buscan está relacionado con sus acciones en el momento, rastrear los movimientos del ojo también permite una lectura muy directa de lo que podría estar sucediendo en sus cabezas"

En estudios de seis bebés de 14 meses a los que se les permitió deambular por un cuarto de juegos lleno con pelotas de colores, muñecos de peluche y carritos, los investigadores hallaron en que casi una cuarta parte de todos los encuentros con obstáculos, los bebés pudieron avanzar y evitarlos sin enfocar su mirada en ellos.

"Estos hallazgos sugieren que los niños pueden no tener que ver durante mucho tiempo para obtener la información que necesitan, ya sea de personas o de objetos" dijo Jeffrey Lockman, especialista en psicología del desarrollo en la Universidad de Tulane. "Esto ofrece nuevos conocimientos sobre cuanta información necesitan, o sobre qué tán rápido podrían los niños procesar esta información".

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails