5.1.10

El uso del baile en ciertas dolencias

Feliz 2010 para todos!!!, y que mejor forma de empezarlo que publicando mi entrada número 100( cien- one hundred-hundert-cent-cem-un centinaio di )!. Es increíble para mí y lo disfruto y comparto con todos mis lectores. Para empezar este año nuevo, les traigo una entrevista hecha a Erica Orejas, médica rehabilitadora en el hospital del Sureste ( en Arganda, Madrid, en nuestra querida madre patria, España ) la cual se encuentra publicada en la web "diario médico"; me pareció interesante como introduce por así llamarlo hobby personal en sus tratamientos a diferentes patologías demostrando una vez más que una de las grandes claves de la rehabilitación es el ingenio y creatividad del terapeuta frente al caso en concreto.
Sus resultados están en proceso de investigación pero sin duda es altamente influyente en una dimensión del ser como es lo emocional-afectivo algo vital para la constancia, dedicación y esfuerzo de nuestro paciente en su rehabilitación basándose en las fuentes de la motivación.
Erica Orejas es médica rehabilitadora en el Hospital del Sureste (en Arganda, Madrid) y profesora de baile. Investiga en los beneficios del pasodoble en el Huntington. Dice que sus pacientes están muy motivados y lo achaca a las bondades del baile; basta con ver su vitalidad y entusiasmo para comprender que ella también es la razón
-¿Cómo empezó a utilizar el baile en pacientes con Huntington?
-Muchos estudios han detectado un problema de motivación en la rehabilitación de los pacientes con Huntington. El baile, además de beneficioso, es divertido, y pensé que podía resultarles más atractivo que acudir al gimnasio para entrenarse con el plato de Böhler.

-¿Qué baile emplea?

-En la enfermedad de Huntington, baile de salón: principalmente, pasodoble y merengue. Tienen la ventaja de que se bailan en posición social (en pareja); los pacientes vienen con un familiar sano y si se desequilibran, les pueden sujetar. Además, no tienen pasos cruzados, lo que ayuda a evitar los desequilibrios.

-¿Y obtiene resultados?

-Estoy preparando un estudio sobre los beneficios del pasodoble en el Huntington, y aunque aún no tenemos los resultados, sí puedo decir que los pacientes están muy motivados. Como anécdota puedo contar que tenía un paciente que no había dicho nada en su trabajo; al mes y medio de venir a las sesiones de baile, sus compañeros le comentaron que le veían caminar mejor.

-¿Qué tipo de danza resulta más terapéutica?

-Cualquier baile puede aplicarse a una patología; sólo hay que estudiar cuál es el más adecuado. De cada baile se buscan los pasos más beneficiosos para cada enfermedad concreta. Por ejemplo, y aunque aún no lo hemos puesto en marcha, se podría emplear la danza oriental en trastornos de la alimentación, como la anorexia, porque es un tipo de baile que ayuda a mejorar la imagen corporal y además, la danza en sí misma disminuye la ansiedad y los estados depresivos; la danza oriental también puede resultar beneficiosa para la lumbalgia, en la patología del suelo pélvico y la preparación al parto. El chotis es otro ejemplo: favorece el equilibrio. Existe un trabajo publicado con tango en la enfermedad de Parkinson; probablemente se habrá adaptado, porque el tango incluye muchos cruces de pies y eso no resulta operativo como estrategia terapéutica, pero también incluye muchos cambios de dirección, y eso sí puede favorecer a los pacientes con el bloqueo (freezing) típico del Parkinson. También se han hecho estudios con el vals en demencias y en Alzheimer.

-¿Hay alguno que descartaría?

-A priori, el único que se podría descartar sería el ballet clásico, porque se trabaja en una rotación externa muy forzada de caderas y de pies, algo que tratamos de evitar en los pacientes, y pone tensión sobre los discos vertebrales.

-Y a usted, ¿qué le hace perder el compás?

-La insuficiente atención a los pacientes neurológicos crónicos, sobre todo los neurodegenerativos. Como son pacientes que no van a mejorar, se considera que no se les va a poder dar el alta de fisioterapia, y no reciben un tratamiento crónico en gimnasio. Intentamos en el Hospital del Sureste proporcionar un soporte desde un punto de vista de la rehabilitación: tratamiento sintomático, prescripción de ortesis y prótesis, aconsejar sobre la adaptación del domicilio y cada vez que surge un nuevo problema dedicar al paciente varias sesiones para explicarle a él y a la familia cómo manejarlo.

-¿Baila fuera del trabajo?

-Soy profesora de baile. Durante la carrera y la residencia, daba clases en el Colegio de Médicos.

-¿Qué tal lo hacen sus colegas?

-Hay de todo, como en botica.

Fuente: diariomedico.com

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails