10.8.09

Artrosis: Diagnóstico y Tratamiento

Continuando con lo prometido, me comprometo a desarrollar en este post todo lo que se refiere a la Artrosis en cuanto a su diagnóstico y tratamiento.
El diagnóstico de la Artrosis es por asi decirlo sencillo siempre que nuestro médico de cabecera elabore un excelente interrogatorio y lleve a cabo una exploración física minuciosa. Se evalua la intensidad y las características del dolor ,que lo empeora y que lo mejora, asi como también el grado de incapacidad funcional que éste ocasiona. Es frecuente la presencia de ruidos, crepitaciones de diferente índole en la articulación.
No es fundamental para su diagnóstico realizar un estudio radiológico debido a que en estadío precoz, la radiología puede mostrarse normal debido a que la lesión primaria se produce en el cartilago, el cual, no es visiblemente radiológicamente. Va a ser útil este tipo de estudios en estadíos avanzados en donde podemos corroborar el grado de deformación osea, entre tantas otras cosas mas.
En estos días carecemos de un tratamiento de cure la Artrosis definitivamente pero no por ello dicha patología empeorará con el paso del tiempo. Un programa adecuado de tratamiento basado en Fisioterapia, Ejercicios y demases ayudará a nuestro paciente a disminuir la rigidez articular como asi también el dolor; estos atenuantes le permitirá tener mayor libertad en el grado de los movimientos.
Para lograr un excelente programa de tratamiento, todo paciente que padezca Artrosis debe saber como proteger la articulación, realizar ejercicios físicos y mantener su peso corporal dentro de los parámetros permitidos.
Para proteger las articulaciones son útiles los siguientes consejos:
  1. Evitar permanecer con una postura fija en tiempo, cambiar constantemente las mismas.
  2. Distribuir las cargas y pesos corporales sobre las articulaciones mas grandes y fuertes.
  3. Mantener una postura sana. Es importante el uso de los músculos abdominales.
El ejercicio también es fundamental en el programa de tratamiento, siempre tomando los reacudos necesarios antes de iniciarlo, como por ejemplo: cumplir etapa de precalentamiento, elongación previa y post ejercicio, realizarlos lento, gradual y progresivo, etc. Aunque el deporte a practicar es dependiente de las articulaciones que nuestro paciente presente con dicha patología, es siempre recomendable la natación.
El reposo se lleva a cabo solo en periodos agudos de Artrosis, en donde el dolor toma protagonismo, inclusive también se recomienda reposo en etapas inflamatorias de la articulación.
Con respecto a la alimentación, no se ha comprobado que haya alimentos en particular que retrasen o aceleren el proceso artrótico, pero siempre es bienvenido hacer una buena dieta, variada, nutritiva para mantener nuestro peso corporal en parámetros normales.
No olvidemos que el sobrepeso puede causar un aumento de la sintomatología en articulaciones que soportan mucho peso, como las de los miembros inferiores como nuestro raquis.
Sin duda alguna con respecto a la faceta farmacológica de la patología, se plantea el problema de que es mejor, tomar analgésico o antiinflamatorio?. Como primera opción de cabecera se opta por Paracetamol por su eficacia-seguridad, en el caso de haber inflamación habrá que agregar otro tipo de fármacos. Para personas que tienen intolerancia gástrica existen otras opciones disponibles y de alta eficacia.
Con respecto al tema que nos interesa a nosotros como Kinesiologos, tenemos infinidad de herramientas para combatir el avance de la Artrosis y hacer mejor la calidad de vida de nuestro paciente, tales como la aplicación de frio o calor mediante la Termoterapia, también podemos utilizar Masoterapia para bloquear fisiológicamente al dolor, Fisioterapia, Magnetoterapia, Onda corta, Láser.. entre tantos más.
Juega un rol muy importante la toma de decisiones y la capacidad personal del Kinesiologo en estos casos, para poder aplicar el mayor de los discernimientos posible aplicando terapias adecuadas en momentos adecuados. En termoterapia por ejemplo es importante la aplicación de frío en períodos inflamatorios agudos, por cortos plazos; mientras que se recomienda calor en períodos subagudos.
El uso de tratamiento quirúrgico es la última opción y por así decirlo se utiliza como descarte, habiendo fracasado todas las anteriores. El uso de prótesis es una opción bastante buena pero debe restringirse solo a casos concretos y estudiados con lujo de detalles.

1 comentario:

Marco P dijo...

Rodolfo....
me gustó el articulo....
te dejo el link directo de un libro que subi sobre artrosis.... esta bastante interesante el libro...

Saludos
Bro

http://marcopdelkinesiologo.blogspot.com/2008/10/100-preguntas-sobre-artrosis.html

Related Posts with Thumbnails