1.7.09

¿Que se tiene que saber sobre la Gripe Porcina?

En verdad, no habia hecho hasta el momento mención en este blog sobre la gripe A pero dada las circunstancias vale la pena llevar a cabo un buen informe para una correcta concientización e información acerca de dicha pandemia.
La gripe porcina es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa entre los cerdos causada por varios virus A de la gripe. La morbilidad asociada es alta, aunque la mortalidad es relativamente baja (entre un 1 y un 4 por ciento).

El 27 de abril, la OMS elevó el nivel de alerta pandémica de la fase 3 a la 4 después de que los casos en humanos de una cepa nueva del virus de la gripe porcina A se extendiera rápidamente alrededor de todo el mundo partiendo de México. Preocupados por la actividad del patógeno -que es un híbrido entre el virus de la gripe humana, aviar y porcina- la comunidad internacional ha empezado a lanzar alertas de gripe, empezando por México. El 28 de abril, de acuerdo con los datos ofrecidos por la OMS, en México había 26 casos de gripe porcina A (H1N1) con 7 muertes. En Estados Unidos se confirmaron 40 casos sospechosos, aunque ningún fallecimiento. Además, aparecieron casos conformados en Canadá, Reino Unidos, España, Nueva Zelanda e Israel.

La gripe porcina es una enfermedad respiratoria que raramente afectaba a humanos. Desde diciembre de 2005 a febrero de 2009, Estados Unidos sufrió 12 casos en humanos de la enfermedad. El brote en México parece haber comenzado antes de 18 de marzo, cuando las autoridades sanitarias comenzaron a detectar pacientes graves con algo parecido a una gripe. Los servicios sanitarios creyeron que las personas que se acercaban a consulta sufrían una infección estacional, pero la cosa cambió el 21 de abril, cuando los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aislaron dos casos de un nuevo tipo de gripe en California. El 24 de abril, México anunció que este mismo tipo de nuevo virus se hallaba en su país.

Desde ese momento, el Gobierno Mexicano ha puesto en marcha con rapidez medidas de salud pública para contener el brote. El 24 de abril se cerraron las escuelas, museos, librerías y teatros en la capital; se distribuyeron seis millones de máscaras a la población, y se dieron consejos de prevención de forma masiva. También se cancelaron todos los actos públicos. Mientras tanto, Estados Unidos declaró el estado de emergencia y preparó 12 millones de dosis de oseltamivir para distribuir entre los almacenes federales (el nuevo virus es sensible a oseltamivir y zanamivir).

El virus se transmite entre los cerdos por el aire y por el contacto directo. El virus más común de las gripe porcina es el subtipo H1N1, aunque también existen otros, como el H1N2, H3N1 y H3N2. El cerdo es un animal que puede ser infectado por virus de gripes de aves e, incluso, por virus humanos; por ejemplo, el virus porcino H3N2 se cree que fue introducido a los cerdos desde los humanos.

Historia de la gripe porcina

En ocasiones los cerdos pueden infectarse por más de un virus a la vez, lo que permite que los genes de los virus de las distintas cepas se mezclen. Este hecho favorece que aparezcan nuevos virus que contienen genes de múltiples fuentes.

Los síntomas clínicos de la gripe porcina son similares a los de la gripe en humanos, aunque la asociación con neumonía puede causar la muerte, como ha sucedido en los casos mexicanos. Hasta ahora los contagios de gripe porcina sólo se habían dado por un contacto directo con los animales; sin embargo, en esta ocasión ya se han comprobado transmisiones de humano a humano, lo que incrementa la peligrosidad.

La gripe porcina no ha demostrado que se transmita a través de la carne de cerdo a sus derivados. El virus de la gripe porcina se elimina cocinando la carne a temperatura superior a 160 grados centígrados.

Origen de la gripe porcina

Se cree que el virus de la gripe porcina ha conseguido ser bastante eficiente en su transmisión entre humanos, por lo que se corre el riesgo de pandemia. El impacto de ésta es difícil de prever debido a que depende de la virulencia del virus, de la tasa de inmunidad de la población, de las protecciones cruzadas y de los anticuerpos adquiridos después de que el cuerpo se haya enfrentado a otras cepas de gripes.

Aún no existe vacuna para el virus de la gripe porcina en humanos, ni tampoco se sabe si la vacunación a las cepas actuales de la gripe ofrece alguna clase de protección debido a que una de las características del virus de la influenza es que muta con gran facilidad y rapidez. En opinión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es muy importante conseguir cuanto antes una vacuna contra la cepa actual del virus de la gripe porcina, por eso está recolectando el mayor número de muestras de virus para establecer el mejor candidato para elaborar la inmunización.

Para prevenir y tratar la enfermedad se dispone de antivirales que son fundamentalmente de dos clases: adamantanes (amantadina y rimantadina) e inhibidores de la neuraminidasa de la gripe (oseltamivir y zanamivir). Una de las principales preocupaciones de los investigadores es la aparición de resistencias a estos fármacos limitando su efectividad. Los virus de los últimos casos humanos de gripe porcina en Estados Unidos respondían bien a oselatmivir y zanamivir, pero eran resistentes a amantadina y remantadina, por eso en el brote actual, las autoridades de Estados Unidos y México han recomendado el uso de estos dos últimos para el tratamiento.

Por el momento, la OMS no ha recomendado que se restrinjan los viajes a las zonas afectadas. No obstante, el Ministerio de Sanidad recuerda a los viajeros que se dirijan a las zonas de riesgo que deben seguir una serie de medidas de prevención como extremar el cuidado de su higiene personal lavándose frecuentemente las manos con agua y jabón; cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar con un pañuelo, y desechar éstos en una bolsa de plástico. También aconseja evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca. Si se está en México y se vuelve a España, las autoridades piden a los viajeros que presten mucha atención a su salud durante los diez días posteriores a la vuelta. Si en este tiempo presenta fiebre, tos o dificultad respiratoria, el Ministerio de Sanidad pide que se contacte con los servicios sanitarios y se informe de que se ha estado en una zona afectada.

Ante toda esta información, creo que lo que realmente se tiene que hacer, es estar bien informado, no subestimar dicha patología, cuidarse y tomar los recaudos necesarios. Creo que hay un largo trecho entre vivir informados y vivir alarmados... esa es la diferencia que hay que saber pulir en tiempos de pandemia.
Fuente: Diario Medico

3 comentarios:

-k4rLiNhOs- dijo...

Muy interesante el artículo, aqui en España tambien se nota mucho el aumento de casos y estamos tomando precauciones, parece una tonteria, pero para las personas que estamos diariamente en contacto con los pacientes, el lavarnos las manos nos es de mucha ayuda, un saludo Rodi

Kine Agent dijo...

Hoola vecino! jajaja
acá también andamos huyendo de "la porcina" (asi se le conoce aunque ya cambio a "influenza humana")

como va todo por allá se vienes los exámenes ouch! a darle con todo!!

nos vemos!!

(oye cambié la url, ahora es http://leslydiaz.blogspot.com)

Alfredo dijo...

Hola colega hermano!!! Tenes toda la razon en tu artículo y en tu mensaje en mi blog. Si vamos a tomar medidas, que sean totales!, porque en Argentina a diferencia de otros países no suele haber mucha conciencia... si se cancelan las clases para que la gente se quede en sus casas y no se expongan, acá todos aprovechan a ir al cine, teatros, de vacaciones, no se toman medidas suficientes!. O tambien somos extremistas, porque tenes a los que creen que no pasa nada y a los que son totalmente paranoicos!.

Conciencia, información, educación, prevención. Es lo que necesitamos...

Me parece genial Rodolfo que publiquemos articulos sobre esta pandemia para que ayudemos desde nuestra humilde posición a la sociedad. Te felicito por tu blog que es excelente como siempre!

Related Posts with Thumbnails